oct 30, 2012 - Otras festividades    Sin Comentarios

Día de Muertos (Fieles Difuntos)

Es el mes de noviembre cuando se festeja una de las tradiciones más coloridas y enigmáticas en México, el día de muertos, es una festividad en la que se logra mezclar la cultura prehispánica con las creencias de la religión católica, es en ella donde se logra reavivar las tradiciones antiguas.

En la festividad del día de los muertos se honra a los difuntos el 2 de noviembre, comienza desde el 1 de noviembre, y coincide con las celebraciones católicas de “Día de los fieles difuntos” y “Todos los santos”.

Según la creencia del pueblo, el día primero de noviembre se dedica a los “muertos chiquitos”, es decir, a aquellos que murieron siendo niños, y también a todos los santos que tuvieron una vida ejemplar; el día dos, a los fallecidos en edad adulta. En algunos lugares del país el 28 de octubre corresponde a las personas que murieron a causa de un accidente. En cambio, el 30 del mismo mes se espera la llegada de las almas de los “limbos” o niños que murieron sin haber recibido el bautizo.

La celebración está llena de muchas costumbres y es tan diversa en nuestro país, pero les comentaré cómo se acostumbra festejar aquí en Morelos.

Todo comienza desde temprano, a las personas les gusta ir y llevar flores a las tumbas de sus muertos, algunas hacen altares de muertos sobre las lápidas de sus familiares fallecidos, estos altares tienen un gran significado ya que con ellos se cree que se ayuda a sus muertos a llevar un buen camino durante la muerte.

Es comúnmente una tradición familiar, en la que todos los integrantes se involucran creando muchas veces, magníficos espacios, que reflejan el trabajo y el cariño de las personas por sus seres amados que ya no viven más. Hay muchas formas de realizar altares, desde la más sencilla en la que se cubre una mesa con un mantel colocando la fotografía de la persona fallecida y adornando con flores y algunos objetos que le gustaban (por ejemplo cigarros, tequila, comida) hasta los más complejos y elaborados por niveles que cumplen con todo el ritual.

Dependiendo de los niveles de tu altar, se tienen los siguientes significados:

  • Altares de dos niveles: son una representación de la división del cielo y la tierra representando los frutos de la tierra y las bondades de los cielos como la lluvia.
  • Altares de tres niveles: representan el cielo, la tierra y el inframundo. Debido a la introducción de ideologías de las religiones europeas, ha cambiado su significado a dos posibles, pudiendo representar la tierra, el purgatorio y el reino de los cielos, o bien, los elementos de la Santísima Trinidad según la tradición católica.
  • Altares de siete niveles: son el tipo de altar más convencional, representan los siete niveles que debe atravesar el alma para poder llegar al descanso o paz espiritual. Según la práctica otomí, los siete escalones representan los siete pecados capitales. Se asocia el número siete con el número de destinos que, según la cultura azteca, existían para los diferentes tipos de muerte.


Explicaremos cómo se realiza el más convencional de 7 niveles. Estos altares se realizan generalmente en lugares donde exista un espacio grande donde pueda caber todo el altar, el cual debe ser barrido con hierbas aromáticas hacia los cuatro vientos un día antes del día de muertos.

Primero se deben realizar los siete niveles, con cajas de cartón, madera o lo que tenga a la mano; cada escalón se forra con tela negra y blanca. Cada nivel tiene un significado y debe contener ciertos objetos:

  • Primer escalón.- Se coloca la foto del santo o virgen de la devoción.
  • Segundo escalón.- Es para las ánimas del purgatorio.
  • Tercer escalón. Se pone la sal para los niños del purgatorio.
  • Cuarto escalón.- Se coloca el llamado “pan de muerto”, este pan es adornado con azúcar roja que simula la sangre, se recomienda que el pan sea hecho por los parientes del difunto, ya que es una consagración.
  • Quinto escalón.- Se coloca la comida y la fruta que fueron los preferidos por el difunto.
  • Sexto escalón.- Se pone la foto del difunto a quien se dedica el altar.
  • Séptimo escalón.- Se pone la cruz de un rosario hecho de tejocote y limas.


Los elementos que debe tener un altar son:

  • Cadenas de papel morado y amarillo que significan la unión entre la vida y la muerte.
  • Papel picado que da colorido y alegría de vivir.
  • Las flores son la bienvenida para el alma, la flor blanca representa el cielo; flor amarilla, la tierra y la morada el luto.
  • Velas que con sus llamas representan la ascensión del espíritu. También significan luz, guía del camino.
  • Lienzo blanco y nuevo que representa la pureza, el cielo.
  • El cirio representa el alma sola.
  • Incienso de copal cuyo humo simboliza el paso de la vida a la muerte.
  • El maíz representa la cosecha.
  • Las frutas son la ofrenda que nos brinda la naturaleza. Generalmente son cañas de azúcar, naranjas, tejocotes y jícamas.
  • Las calaveras de azúcar que son una costumbre indígena.
  • El agua que da vida y energía para el camino.
  • Los platillos con las que se trata de agradar el difunto compartiendo los alimentos que le gustaban.
  • Fotografía de la persona a quien se dedica el tributo.
  • Un Cristo para que haya bendiciones.
  • Una cruz de cal que simboliza los 4 puntos cardinales.
  • Sal para que el cuerpo no se corrompa.
  • Un camino desde la puerta de la entrada hasta el altar formado con flor de cempasúchil.
  • Una vara para liberar al muerto del demonio y los malos espíritus.
  • Objetos personales del difunto.


Cómo te darás cuenta, esta celebración es muy rica en tradiciones y costumbres por lo que se pueden tener diferencias muy grandes de una ciudad a otra. ¿Cómo celebran día de muertos en el lugar dónde vives?

¿Tienes algo que decirnos? ¡Adelante, escribe un comentario!